Cómo cultivar geranios: tipos, cuidados y consejos prácticos

Si quieres cultivar geranios, estas son las cosas que debes saber sobre esta planta: las pocas reglas básicas para cultivarla.

Saber cómo cultivar geranios es fácil y gratificante: es una de las plantas ornamentales más bellas y fáciles de cultivar tanto en macetas como en el jardín.

Recordatorio: las «reglas de oro» para tener hermosos geranios durante todo el año:

  • Elija un punto de buena exposición al sol;
  • Elimine algunos brotes de los brotes con más flores para no estresar demasiado a la planta y prolongar su floración;
  • Siempre elimine las flores marchitas;
  • No arranque las hojas desperdiciadas, córtelas con unas tijeras a medio centímetro de la base;
  • Mueva el suelo con frecuencia para que la planta respire y el agua fluya hacia las raíces;
  • Periódicamente fertilizado (cada 3-4 meses). Elija fertilizantes diluidos con baja concentración de nitrógeno.

Sin embargo, como existen diferentes variedades de geranios, todos coloridos y capaces de animar macizos de flores, bordes y balcones, sus especificidades deberían destacarse mejor. La floración en sus balcones será perfecta si tiene en cuenta estas particularidades.

Geranios: de dónde vienen y qué tipos existen

Lo que comúnmente llamamos ‘ geranio ‘ es en realidad un conjunto de plantas del género Pelargonium perteneciente a la familia Geraniacee. El nombre de esta especie deriva del geranio latino que significa ‘grúa’. La alusión es a la forma de pico de grúa de la baya que producen estas plantas en racimos de cinco carpelos.

Las primeras plantas de geranio fueron importadas a Europa desde Sudáfrica y a lo largo de los años se sometieron a muchas hibridaciones que dieron origen a las numerosas variedades disponibles en la actualidad. Si se cuida bien, el geranio puede florecer prácticamente todo el año, excepto en invierno, cuando necesitará técnicas de cultivo específicas.

En general, el geranio es una planta poco exigente que no requiere cuidados o atención especiales para crecer bien. Veamos qué hacer para tener hermosos geranios en el jardín o en el balcón.

Se pueden encontrar docenas de variedades de geranio en viveros y tiendas de jardinería. Se distinguen por algunas características bastante evidentes, como el color y el margen de las hojas, pero sobre todo por los colores  de la flor y la cantidad de pétalos que componen la corola.

El geranio es fácil de cultivar y garantiza flores maravillosas: casi una opción obligatoria

Las variedades de geranio más extendidas y apreciadas

En general, el geranio ‘clásico’ o ‘zonal’ es el más común en balcones y jardines, ya que se presta para ser fácilmente cultivado. El hábito es erecto, los tallos redondos y carnosos, las hojas grandes y redondas caracterizadas por un área interna más oscura (de ahí el nombre ‘zonal’).

Las hojas son oscuras, carnosas y muy resistentes al calor, mientras que las flores varían en una gama de tonos casi infinitos que van del blanco al rojo intenso, pasando por rosa, lila, púrpura, etc.

Las otras variedades de geranios para conocer

Otras variedades que son populares son:

  • Geranio imperial (o emperador). Es una de las variedades más refinadas y elegantes para la tinción de sus flores. Aparentemente frágiles y delicados, los geranios imperiales son realmente muy resistentes y no requieren atención particular. Lo que los diferencia de otras variedades es la duración de la floración, que generalmente es más corta. De hecho, con el calor, este geranio tiende a no producir nuevos brotes florales que vuelven a formarse solo cuando las temperaturas caen.
  • Hiedra geranio (o parisina). La característica principal de esta variedad es su hábito de colgar o trepar. La floración temprana, abundante y duradera, y a menudo dura hasta finales del invierno. Perfecto para crear nubes de color en alféizares, balcones y jardineras. Los colores de las flores son muy brillantes y van del rojo al lila, al rosa intenso, y tienden a un color. Incluso las hojas destacan por el verde brillante que crea interesantes contrastes de color. Prefieren el clima mediterráneo pero también se adaptan muy bien al de montaña. Se encuentra en las versiones ‘simple’ y ‘doble’, con corolas más grandes y flores carnosas.
  • Geranio perfumado (o rosa). Sin duda, son los más fragantes. Su aroma embriagador proviene de las hojas carnosas y lobuladas. El porte de este geranio es erecto y difiere del zonal porque carece de compacidad. La floración también es menos abundante que otras especies.

Consejos prácticos para recordar.

Como regla general, todo lo que necesita para el geranio es una buena exposición a pleno sol, buena tierra y una posición bien ventilada. La elección del suelo también es importante, pero muchos tipos específicos se encuentran fácilmente en el mercado para este cultivo. La ideal es una mezcla de turba rubia y turba marrón y arcilla .

En cuanto al suministro de agua, recuerde que los geranios adoran los climas cálidos y secos, por lo tanto, sufren de exceso de agua y estancamiento. Siempre evite que el platillo esté lleno de agua y deje que la tierra se seque bien entre un riego y otro. En verano, el riego será diario, preferiblemente por la mañana. En invierno y otoño tendrás que suspenderlos.

Flor de geranio rosa en primer plano: una de las docenas de variedades de esta hermosa planta

Como se anticipó, todas las variedades de geranios aman el sol, a excepción del imperial que prefiere sombra parcial. Si asegura el geranio en una posición soleada y ventosa, le agradecerá que le dé flores generosas y coloridas. 

En invierno, la elección de la mejor técnica de cultivo para conservar sus plantas estará determinada por la zona climática en la que viva. En las regiones más cálidas, las plantas pueden sobrevivir perfectamente al aire libre, tal vez protegidas por sábanas especiales para hacer frente a las heladas nocturnas. En las regiones del norte, las macetas deberán colocarse en un lugar cerrado y protegido y se suspenderán los riegos. Considere que después de aproximadamente 2 años las plantas habrán terminado su ciclo de vida. Puede comprar nuevas plantas o revivir las viejas multiplicándolas cortando.

Proceda a trasplantar y cambiar el suelo con la llegada de la primavera. Retire las raíces viejas de la planta, fertilice y pode las ramas dañadas.

Cómo cultivar geranios en maceta

La elección de cultivar esta planta en maceta casi siempre es perfecta. El geranio, de hecho, vive bien en alféizares, balcones y terrazas, siempre que pueda disfrutar de la luz solar directa durante la mayor parte del día. La elección de la maceta es muy importante y varía según la la especie de geranio que pretendes cultivar.

Para el geranio zonal, recomendamos utilizar una maceta que se adapte lo más posible a la forma de la planta, por lo tanto, ovalada o redonda. El tamaño debe comenzar desde  16-18 cm de diámetro hasta 35 cm y más para plantas más grandes.

Para la hiedra geranio y todas las variedades colgantes, las cajas de 18-20 cm de profundidad se colocan preferiblemente a 20 cm una de la otra. Si usa macetas colgantes, recuerde colocar solo una planta por maceta.

Cómo cultivar geranios en el jardín.

Aquí estamos ahora en el jardín. Además de la elección de la tierra y la posición óptima, el cultivo de geranios en campo abierto no presta especial atención. En general, se deben evitar los suelos demasiado arenosos o excesivamente arcillosos y los excedentes de agua que pueden determinar la aparición de enfermedades fúngicas.

Limpie las plantas regularmente quitando las hojas secas y las flores marchitas y libere el suelo de malezas y otras malezas. En el jardín, la planta es más sensible a los ataques de plagas, por lo que será útil revisarla periódicamente para intervenir rápidamente.

Recapitulemos …

Finalmente, recuerde nuestro decálogo sobre cómo cultivar geranios:

  • Elija siempre un punto de buena exposición al sol;
  • Elimina algunos brotes de los brotes más florales. Prolongarás su floración;
  • Eliminar regularmente las flores marchitas;
  • No arranque las hojas desperdiciadas, córtelas con unas tijeras a medio centímetro de la base;
  • Mueva el suelo con frecuencia para que la planta respire y el agua fluya hacia las raíces;
  • Periódicamente fertilizado (cada 3-4 meses). Elija fertilizantes diluidos con baja concentración de nitrógeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *